La soledad, la enfermedad silenciosa

94 410 41 55
La soledad, la enfermedad silenciosa

Los retos a los que se enfrentan los profesionales del servicio de asistencia personal en Bilbao son variados y no siempre fáciles de sortear. No solo proporcionan cuidados paliativos o prestan atenciones primarias a los pacientes, sino que muchas veces han de lidiar con circunstancias que van más allá de sus conocimientos.

Una de ellas es la soledad, una lacra que mina cuerpo y mente. Porque el sentirse solo muchas veces es el peor enemigo en vida que podamos tener.

Por ello, todo servicio de asistencia personal en Bilbao no solo ha de ser consciente del problema, sino también ha de proponer soluciones para remediarlo.

Una de ellas sería procurar que nuestros mayores sigan sintiéndose útiles y no un estorbo para la sociedad. Además, necesitan sentirse parte de un todo y fluir con aquella. Una terapia al respecto sería el contacto con generaciones más jóvenes que proporcionarían no solo otras formas de ver y entender la vida, sino también aspectos menos filosóficos, como el simple hecho de vestir a la moda. Porque ¿quién ha dicho que cumplir años está reñido con un buen outfit?

Una segunda lacra a combatir sería la desidia o incluso la frustración derivada de la jubilación. Acuciante especialmente en aquellos que poseían un trabajo activo y absorbente y que se ven ahora totalmente inoperantes. Tal vez la solución pase por motivarles a aprender cosas nuevas, cosas pendientes, como idiomas, informática o manualidades.

El problema ha tomado tamañas dimensiones que incluso algunos países como Holanda están poniendo todo un operativo a su disposición para intentar disminuir sus estragos y cuyas medidas pasan por el reclutamiento de profesionales que atisben mayores solos en lugares públicos o habilitación de teléfonos donde ellos puedan llamar para compartir esa terrible sensación.

Sin duda, no es un problema fácil de erradicar, pero desde Asisper creemos que vale la pena intentarlo.

haz clic para copiar mailmail copiado